sábado, 14 de noviembre de 2009

Aunque tú no lo sepas


Aunque tú no lo sepas, hice la foto para capturar tu reflejo en el escaparate, llevaba un rato observándote de lejos. Salías de un portal y charlabas con alguien, lo primero que me capturó de ti fue tu sonrisa, me quedé apoyada en el muro del edificio de enfrete sin saber qué hacer, sentía una fuerza sobre mis pies que me inmovilizaba. No, no podía dejarte marchar. Me sentía absurda en mitad de la calle sin poder apartar mis ojos de tí. Finalmente decidí disimular mirando el escaparate de la tienda más cercana, me escondí para espiarte en el reflejo de una tienda de máscaras.
Aunque tú no lo sepas estuve allí un buen rato, hasta que empezaste a andar y cruzaste la calle, pasaste a mi lado y pude percibir tu olor, era muy dulce casi lejano pero suave. Tu aroma me acarició, cerré los ojos, luego pensé en la cámara y lancé una foto al aire: te cacé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario