jueves, 24 de diciembre de 2009

¿Qué me pongo?


Bip, bip, bip, bip...El ruído cansado del despertador marca el inicio de otra mañana pero no es suficiente para que me anime a poner un pie en tierra, lo paro con un golpe y sigo durmiendo.

La segunda alarma un poco más musical consigue que me ponga en marcha.


Un café, hoy no escucho las noticias en la radio, pongo música de fondo, no quiero que nada me distraiga, con la mirada perdida, aún sigo enfrascada en el mundo de los sueños, recordando el que tuve hoy.

El pitido de la hora en la radio me recuerda que tengo que ir a trabajar.


Abro el armario, ¿qué me pongo hoy?

¿Quiero ser nube de borrasca que aleje a todos los demás de mi lado?

¿Quiero ser sol e iluminar y dar calorcito a mi alredor? o mejor luna, sí la luna es más íntima, una luz más de cena romántica, luz azul de luna reflejada sobre la nieve en invierno...

No sé, también podría ser primavera, aunque hoy no me siento tan así, con todo ese verde en la cabeza...

¿Payasa, diablo, arlequín...?

Creo que cogeré la espiral, sí hoy prefiero pasar más desaparcibida, estar hacia dentro, mientras todo gira a mi alrededor, observaré desde ahí, desde la tranquilidad que da la máscara.

2 comentarios:

  1. todos me encantan!!
    pero este... este me refleja a mi todas las mañanas!!!! sobre todo el de pasar desapercibida, ya sé que soy ESPIRAL.

    Gracias maruchi!!!!

    MELES

    ResponderEliminar