viernes, 2 de abril de 2010

Aparque aquí

Hay algunas señales que parecen estar sujetas con una barra de estaño o de papel de plata.
Al primer toquecillo de una furgoneta o 4x4 se caen. Y lo peor de todo es que normalmente el cartel desaparece para siempre y sólo queda de él un tocón de metal que sale del suelo de la acera. Quizá los viejos del lugar recuerden que alguna vez allí hubo un cartel pero poca gente más lo hará.
Todas las mañanas cuando voy a trabajar, paso por delante de uno de estos parkings para bicis. Es divertido porque en Madrid antes de poner un carril bici ponen los aparcamientos. Tiene su lógica si es tan complicado circular en bici por la carretera, mejor déjala aparcada.

El aparcamiento suele estar marcado por un carte con la P y debajo un signo de bicis. Hace poco apareció caído en el suelo, dos días después estaba metido entre las vallas para apoyar las bicis.
Me encontré con esta imagen, una bicicleta aparcada justo donde marca el cartel...

No hay comentarios:

Publicar un comentario