jueves, 8 de abril de 2010

Un plan de muerte

Pasear por la calle sin nada más que hacer que mirar el mundo, te hace ver y aprender cosas que jamás habrías pensado.

Cuando era pequeña una de las historias clásicas que me contaban historias de miedo, en principio todo parecía maravilloso, hasta que llegaba la primera noche y empezaban a pasar cosas extrañas. La casa estaba construida sobre un antiguo cementerio indio y claro, a los primeros habitantes de esos territorios, nadie les había preguntado su opinión sobre si se podía construir allí o no. Pensándolo bien, a mí también me molestaría, la verdad, que no me dejaran ni un sitio donde caerme muerta tranquila.

El otro día gracias a un paseo matutino por Madrid, descubrí que los edificios no sólo han terminado con el verde sino que también han trasladado los antiguos cementerios, hasta encontré un blog que mostraba planos con las ubicaciones de los cementerios. ¡Creo que mi casa no está cerca de ninguno! Por eso espero dormir bien esta noche y por supuesto que nadie que lea esto tenga un encuentro con un viejo fantasma de indio cabreado.

3 comentarios:

  1. Es curioso las vueltas que puede dar la vida! Hace no mucho una amiga me dijo que entrara en este blog, y hoy he estado un rato leyéndolo y me ha gustado. La gracia la tiene cuando me encuentro con esta imagen y su texto...
    La maravilla de todo es que lo que cuentas me ha recordado que cuando era pequeña, mis hermanos y yo también lidiábamos con el hombre de negro, ya que nuestra casa se construyó sobre minas y a saber lo que ha podido pasar ahí. En fin, qué recuerdos.
    Por cierto, y toma nota, es una muy bonita foto mexicana. Dicen que México se toma la muerte con gran alegría... ¿Por qué será?

    ResponderEliminar
  2. Es bonito que los recuerdos y las historietas que nos contamos despiertan a su vez anécdotas e historias en los demás.
    Me alegro de que te haya gustado
    salu2
    Mar

    ResponderEliminar
  3. Saludos a ti también. Supongo que los kilómetros de la imagen que te di, te han dado una pista de mi nombre.
    Me da gusto ver lo que tienes en este pequeño espacio. Supongo que es una breve representación de tu mundo. Sigue así.
    Te mando un gran beso

    ResponderEliminar