miércoles, 21 de abril de 2010

URINARIO MALOGRADO


Tengo la suerte de contar con gente en todas partes del mundo dispuesta a fotografiar y mandarme carteles para que los cuelgue en mi blog.
Éste es de un café en Lima. Reconozco que por estética, estuve a punto de no colgarlo, pero luego me acordé de aquello que comentábamos la semana pasada sobre cómo los urinarios (como dice en este cartel) y los servicios públicos, pueden inspirar a los poetas y me animé a colgarlo.
Escribir un mensaje para pedir por la buena conservación del lugar es algo muy típico en los parques naturales y en los servicios públicos. Suelen ser mensajes como: por favor cuide de este lugar; déjelo como lo ha encontrado o entre todos lo mantenemos limpio.
Pero este cartel es muy especial. Principalmente porque nos informa de algo que ya sabemos: el urinario está malogrado. No hay más que verlo para darse cuenta, ¿cuánto hace que no le pasan un paño al urinario en cuestión? Puede que la parte de dentro no haga falta limpiarla porque cada día la riegan miles de orines que a su vez son limpiados por el agua al tirar de la cadena, pero ¿y lo de fuera?
Además hay otro tema, me da la sensación de que el urinario en cuestión, es el único de todo el servicio de hombres. Realmente es una molestia llegar de milagro al baño para darte cuenta de que el único urinario está malogrado.
Ahí tenemos a un hombre que entra corriendo, bajándose la bragueta al tiempo que empuja la puerta y llega hasta el urinario con el tiempo contado para de repente ZAS: encontrarse con el cartel. Casi sin poder contenerse, se da cuenta de que entre el papel deja entrever un pequeño hueco..., es así como se estropearon las letras, tan bien escritas por quien quiso trasladar este mensaje.
Ese cartel tiene que estar mojado, si no, no se explica la forma que adopta todo pegado al urinario. Parece una especie de concurso de camisetas mojadas.
Hay a un restaurante en Madrid con una mentalida tan moderna que el baño lo comparten chicos y chicas. Donde están los lavabos, también hay un urinario super cool donde aparecen el símbolo de masculino y femenino mezclados y circula aguilla como si fuera una fuente. Lo malo de hacer arte así, es que más de una y más de uno se lavaron ahí las manos fijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario