miércoles, 19 de mayo de 2010

Amor en frío

Bajó las escaleras con prisa, otra vez nieve, atascos, resbalones y varias horas para llegar al trabajo. Abrió la puerta y miró hacia fuera, su gesto cambió de repente.
Había vuelto a hacerlo, le había dejado un mensaje, un día como hoy. No tenía ni idea de cómo consiguió llegar hasta la puerta de su casa. Desde hacía tres meses la señal del corazón la perseguía por todas partes. Desde que apareció en su buzón una tarjeta, en el interior cinco palabras: "búscame, estaré cerca de tí" y el dibujo de un corazón.

3 comentarios:

  1. Me encanta la idea de salir a la nieve buscando a la persona que porta ese corazón....

    ResponderEliminar
  2. Qué sugerente...me encantaría tener una admiradora secreta...

    ResponderEliminar
  3. A mí me gusta dejar mensajes y sorpresas...

    ResponderEliminar