domingo, 16 de mayo de 2010

Objetos perdidos


Ayer según fuentes consultadas, en su paseo dominical, el dentista gigante, dejó caer uno de sus útiles en mitad del pueblo.
El alcalde afirmó esta mañana: "gracias a dios no ha habido heridos. Le rogaría a este mastodonte que tenga más cuidado con sus cosas".
El lunes por la tarde, un camión de bomberos consiguió sacarlo del sitio donde se había clavado y trasladarlo a la sección municipal de objetos perdidos.

3 comentarios:

  1. Me imagino las muelas y los colmillos y me siento liliputiense. Está muy bien, Mar. Muy ocurrente

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que os haya gustado, gracias.

    ResponderEliminar