lunes, 7 de junio de 2010

¡Y luego dicen del lenguaje sexista!


Esto de los carteles me lleva por unos jardines de perdición...yo intentado estimular mi vena poética y romántica para escribir los versos más tristes esta noche (por ejemplo) y mis amigas venga a darme carteles con "enjundia".
¿Cómo no voy a decir algo ante esto? ¿quién puede quedarse callada frente a una fuente de chochitos ricos? Por favor quien lea esto fuera del blog que mire la foto para entender las alusiones...
¡Qué grande el pastelero o la pastelera! Sí señor, nada mejor para definir un buen pastel redondo con agujero en medio que llamarlo chochito, dónde habrían llegado los donuts si se llamaran así.
Porque pueden estar ricos y ser chochitos, claro que sí y hasta queda más fino decirlo en femenino: ¿quieres un chochito rico?
que en masculino: ¿te apetece una polla rica?, claro que también cambiaría con la puntuación, imaginemos un:
¿quieres un chochito, rico? o
¿te apetece una polla, rica?
Si ya sabía yo que de este cartel no podía salir nada bueno...y encima voy y lo publico en horario infantil. Mis disculpas a los niños y niñas que puedan leer esto.

3 comentarios:

  1. Por lo pronto he soltado un par de carcajadas. Ay qué gracia por diole... eres una artista.
    Me entusiasma fomentar tu escritura.
    Besazo!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te alegres...por cierto quiero hacer una corrección, dicho en masculino sería ¿te apetece un pollo rico? y la verdad es que cambia mucho el cuento

    ResponderEliminar
  3. El artista es Lucas, jajajajajaja. Él sí que sabe.

    ResponderEliminar