martes, 27 de julio de 2010

Coneja no común


Me he estado reservando este cartel para un buen momento porque no tiene desperdicio ninguno. Éste es del tipo de escrito por un "mandao", porque está escrito en nombre de la dueña.
Analizaremos frase por frase: “Coneja negra no común” esta primera es total, lo dice todo, condensa la parte principal del mensaje, parece el titular de la noticia. Realmente nos lleva a sentirnos atraídos desde el principio y a querer leer el resto del cartel


Sigue: “…muy cariñosa. Peluda…” Estos dos datos son como los PERROS Y BICICLETAS NO del post de hace unos días, no pegan mucho juntos, pero dan juego. Si la coneja no fuera peluda, ¿sería menos cariñosa? Menos mal que es coneja y no conejo porque imaginaros lo mal que sonaría Conejo negro no común. Muy cariñoso. Peludo..siento haber escrito lo anterior, aunque lo he hecho en horario no infantil, pero no fui yo quien redactó el cartel original que lleva a malas interpretaciones. Sigamos mejora analizando al pie de la letra.

“…con todos los utensilios…” Me pregunto, ¿qué utensilios tendrá una coneja? ¿tendrán los mismos una coneja negra no común que una coneja común?
¿Será una coneja coqueta? Quizá tenga un espejo, un cepillo para su largo pelo negro azabache, una lima de uñas, crema celulítica para sus largas patas…

Y por último “…según la dueña solo le falta hablar” para mí esta parte es genial, probablemente la dueña trabaje en ventas o sea una tía muy convincente porque ha conseguido que un tercero neutral, refleje en el cartel todas las cosas buenas de su coneja y eso no es muy común que digamos.

Espero que la coneja negra encuentre su lugar en el mundo, de hecho ahí dejo la información por si hubiera alguien interesado en ella.

2 comentarios:

  1. A mí me mosquearía si pusiese CONEJA NO COMÚN NO PELUDA. Sería bastante raro...
    No me extraña que hablen tan bien de ella, si se quieren deshacer de la coneja...

    ResponderEliminar
  2. La dueña dirá lo que quiera, pero las que aparecen en el cartel,Leonor y Bea, deben de estar del fenómeno conejil ése hasta la coronilla. Además se regala. No, sé, no sé, para mí que hay gato encerrado.

    ResponderEliminar