viernes, 12 de noviembre de 2010

En camino


Es curioso cómo se cierran los ciclos en la vida y de repente nuestras historias toman sentido.
Algunos fines de semana vamos con un grupo de senderismo al monte, las marchas que más me gustan son las circulares. Cuando estás llegando a la zona de partida, por un camino distinto del que partiste, de repente ves paisajes familiares, intentas averiguar si ya habrás llegado a tu destino, buscas imágenes conocidas, a veces aciertas y otras no y el camino continúa.


A veces en la vida pasa eso, sin darnos cuenta los días se convierten en piezas de un puzzle inicialmente desconocido pero que después acaban conformando una imagen visible. Como si en nuestro recorrido por la vida fuéramos trazando una línea que vista desde lejos formara un dibujo.


En mi caso, siento que ahora termina uno de mis recorridos, empiezo a reconocer el territorio del que partí.Llego distinta, salí hace algunos años y he ido cambiando, pero estoy feliz.
Algunas personas se han quedado en las piezas del puzzle y nunca más volverán, pero seguro que mi recorrido visto desde arriba está mucho más bonito con su presencia, aunque haya sido tan corta.

2 comentarios:

  1. Felicidades, Mar. Conocer nuestro camino no es tarea fácil.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón Amparoooo, es una suerte contar con amigas que nos acompañan y ayudan a buscar las señales ¿no te parece?

    ResponderEliminar