lunes, 17 de enero de 2011

PELIGRO No andar sobre el muro


Cuando descubrí este cartel me resultó muy biblíco. Imaginé en ese momento a Moisés (caracterizado como Chalton Heston, por supuesto) en las inmediaciones del Mar Muerto frente a un papiro colocado en una roca donde se leía: ¡Peligro! No caminar sobre las aguas. En esa época sería impensable, porque los milagros estaban al orden del día.
Pero en pleno siglo XXI a quién se le ocurre intentar caminar por sitios distintos del asfalto, las aceras o las cintas del gimnasio. En esta última yo tuve un accidente que contribuyó a que me diera mucho respeto utilizarlas de nuevo.
Como suele ser habitual en la gente que no vamos al gimnasio, estaba yo un mes de enero intentando cumplir mis promesas para año nuevo, cuando al subirme en la cinta, se me soltaron las llaves de la taquilla que llevaba atadas en el cordón de la zapatilla (que rime es puro azar). Al momento paré de correr e intente cogerlas, pero la cinta fue mucho más rápida que yo y me arrastró hasta hacerme caer al frío suelo, desde entonces no voy al gimnasio, me da miedo.
El otro día salí a pasear por un conocido no parque de Madrid, donde mucha gente corre alrededor y me fijé en este cartel, así que hay gente que se sube a los muros ¿eh? Pero no a cualquiera de ellos, a los verticales. Verdaderamente hay algunos a los que les gusta el riesgo a tope.

2 comentarios:

  1. Será por eso que a los madrileños nos llaman gatos.

    ResponderEliminar
  2. Ahí le has dado, aparte que con todas las obras que hay por la ciudad, más nos vale aprender a saltar muros, vallas y agujeros. Besos Amparo

    ResponderEliminar