lunes, 24 de enero de 2011

Dos rombos


No sé qué me pasa que últimamente mis entradas van de dos en dos. ¿Será porque el año lleva dos unos?, aunque en ese caso deberían ir de unos y no de doses, en fin no hay quien entienda la inspiración, sobre todo cuando escribes a altas horas de la noche.

¿Os acordáis de cuando había rombos en la TV? EnEspaña hace algunos años (no desvelaré cuántos, soy demasiado coqueta), la televisión indicaba cuándo las películas eran para niños y cuándo no, es parecido a lo que se hace ahora salvo que antes tus padres te mandaban a la cama y ahora el mando (y nunca mejor dicho) lo tienen los hijos y cambian a su placer.
Yo de pequeña era muy obediente y en cuanto veía asomar el primer rombo me iba a dormir sin chistar, sobre todo porque siempre he sido muy miedosa y si veía alguna peli de miedo después estaba fantaseando durante años. Alguna vez que se me ha ocurrido ver una y aún tengo miedo algunas noches (menos mal que antes no dije mi edad).
Así que cuando llegué al aeropuerto de Marraquech y vi esos dos rombos en el techo, me dije que tenía que salir de allí cuanto antes, quizá ese lugar no fuera apto para mí...

2 comentarios:

  1. A mí mis padres siempre me dejaron ver todas las películas de dos rombos.
    Es cierto que con las de miedo siempre tengo pesadillas después(me pasaba mucho con Expediente X) pero me gusta verlas y que me asusten. Soy un poco tirando a masoquista...
    Me encanta la foto y la que te ha sugerido.
    Tu imaginación es infinita.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Helen Ford, a mí no me dejaban, ahora en vez de televisión veo los rombos porque no tengo...pero sí mueble para ponerla...Vamos poco a poco

    ResponderEliminar