domingo, 23 de enero de 2011

Yorki busca casa


"Hola soy una yorki que ha sido maltratada. Soy tímida y asustadica y busco a alguien que me de mucho cariño y mimos.
Estoy esterilizada, si estás interesado en vivir conmigo llámame..."

Este es el contenido de un cartel que encontré en la tienda de animales donde suelo ir a comprar la comida de mi gato, como otros de la temática animal, que ya he comentado antes, no tiene desperdicio ninguno.

Primero de todo decir que el desalmado o desalmada que le hizo daño a la pobre yorki no tiene corazón, seguro que si hubiera sido una pastora alemana no se habría atrevido. Ahora está asustada y le cuesta confiar, será cabrón el que le hizo daño...Y claro necesita cariño, atenciones, mimos y volver a recuperar la confianza, hasta ahí la historia es bastante común y no nos extraña ¿verdad? Es normal que una perrita que ha sido maltratada por un cabronazo (pongo esta palabra por usa un lenguaje ligado a los animales) tenga miedo y le cueste coger confianza, es más adelante cuando llega lo mejor del cartel.

Cuando dice: estoy esterilizada, si estás interesado en vivir conmigo llámame.
¿Qué se supone que significa esta frase?, ¿cómo que estoy esterilizada?, además de pegarla ¿la esterilizó? o esto es posterior, y sobre todo por qué motivo ha de ser esto un valor añadido para adoptar a la pobre yorki.
Imagínate la conversación:
-Me encantaría tener una yorki.
-Pues justo regalamos una, ¿la quieres? Está esterilizada como las gasas, con ella te puedes desinfectar heridas sin ningún problema.
-¡Ah! pues muy bien.

Creo que habría que buscar otra forma de hacerle publicidad a esta perrilla, sólo con ver su carita te encariñas de ella ¿no es cierto? Quizá con más foto y menos texto contando sus intimidades el anuncio funcionaría mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario