domingo, 6 de febrero de 2011

Atención ¡Peligro indeterminado!


Éste es el mejor cartel para una zona de obras. Vivir cerca de una zona de obras, hace que tu vida sea más interesante. De todos es sabido que una de las principales ocupaciones de las personas mayores, es mirar a través de las vallas de las obras para estudiar la evolución diaria.
Cerca de mi trabajo están remodelando medio barrio, lo que me permite estar atenta a la evolución de los trabajos. El barrio cada vez está más infranqueable, los pasos de ayer no pueden repetirse mañana, donde antes había una acera por la que pasear con tranquilidad, ahora hay una valla de metal y maquinaria de todo tipo agolpada a cada esquina.
Unos días te cortan el agua, otros el suministro eléctrico, otros dejan caer la máquina de taladrar el suelo con tanta fuerza que alguien del ayuntamiento aparece preguntando si hemos observado que haya nuevas grietas en el edificio.
Todo esto hace que tu nivel de seguridad disminuya cada día: tú por la ventana les ves cada vez hacer un agujero más profundo (hay que aprovechar el metro cuadrado que Madrid está muy caro) y luego vienen preguntando si has observado si había grietas en el edificio...esto me da muy poca tranquilidad, la verdad, porque ¿Y si la gente que trabajamos ahí no somos observadores? ¿y si hay alguna raja que se nos ha escapado? A lo mejor mañana cuando vaya a trabajar, el edificio no estará, habrá en su lugar una montaña de escombros, los trabajadores de la construcción estarán felices: ¡un nuevo solar en el que construir! Y nosotros, tendremos que buscarnos la vida.
Quizá por esto, acostumbrados a una vida imprevisible, llena de posibles accidentes, el otro día vi que habían colgado este cartel: PELIGRO INDETERMINADO y me encantó.
Vecinos de Barceló ¡cuidado! un peligro indeterminado acecha el barrio ¡habrá que estar preparados!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada