lunes, 7 de marzo de 2011

Atención canina personalizada


"Atención canina personalizada"
A mí este titular me resulta un poco contradictorio, no sé qué quiere decir en realidad. Se supone que lo que busca transmitir es que al ser una atención personalizada va a ser mejor ¿no? Pero claro a un perro habría que darle una atención caninizada (o quizá canonizada en el caso de que se tratara de uno católico).
Yo propondría algo así: para su perro le ofrecemos la mejor atención canina o perra, le ofrecemos la mejor atención canina (puede ser que en femenino no quede del todo claro).

Para más INRI está el dibujito del canguro: o sea no sólo no te tratamos como un perro sino que además te cuidamos como si fueras la cría de canguro. Confieso que no sé mucho de psicología animal pero me parece que esta gente va mal encaminada, los pobres perros van a tener unos problemas de personalidad de flipar.

Y por último están las fotografías, se nota mil que les están sujetando la cabeza para que miren a la cámara.

El mensaje está claro: si usted decide dejarnos a su perro, le daremos una atención personalizada, para empezar le preguntaremos directamente cuáles son sus gustos y aficciones, después le meteremos dentro de la bolsa de un canguro que le paseará dando saltos aquí y allá, cuando termine el paseo y el mareo, le haremos una sesión de fotos que ni Lasie. ¡Su perro nunca olvidará esta experiencia! ¡Va a disfrutar como un enano!

2 comentarios:

  1. ¿Y si el canguro se planta y se niega? ;)

    ResponderEliminar
  2. Puede ocurrir, conozco uno que se puso a gatas, dejó caer lo que llevaba en la bolsa y se negó a moverse, hay algunos canguros que tienen un carácter de aúpa

    ResponderEliminar