miércoles, 30 de marzo de 2011

Con G de Gato

Es curioso hace un rato he estado mirando esta foto planteándome si hacer un post sobre ella hoy o no. Quería hablar de cómo los gatos siempre se buscan el lugar más cómodo donde estar, como éste que en un zoco de Marraketch encontró la tranquilidad sentado en la parte trasera de una moto.

Mientras escribía la entrada anterior, mi gato dormía en su camita la que fácilmente podría ser la décima siesta de hoy, cuando ha dejado caer el peso demasiado hacia el extremo y toda la cama se ha caído al suelo, ¡menos mal que no estaba muy alto! Pero vaya susto se ha pegado el tío.
Ahora ha venido conmigo al sofá, no sé si se atreverá a dormir de nuevo en su cama, lo que es ahora está tan feliz pasando de estar sentado a mi lado, a subirse encima del portátil

1 comentario:

  1. Me imagino a Sancho dándole a las teclas del portátil... ¿Qué le diría a su colga de la moto? Quizás algo así: "Miau, miau, no seas tonto. Deja la motocicleta y que la cuide su dueño"

    ResponderEliminar