jueves, 10 de marzo de 2011

Sensaciones

El viento frío en la cara,
remolinos de polvo de nieve moviéndose a un lado y a otro,
el sonido de los esquís arañando la pista,
las voces lejanas de una familia,
la máquina aburrida del telesilla,
subir un poco más allá y encontrarte con otro valle como éste...

A veces en la montaña, llegas a un sitio pensando que es el final, que no hay nada más al otro lado, sólo hay que subir para descubrir que no es cierto. Esto es mucho más evidente en las estaciones de esquí donde todo está delimitado, entramos dentro de una pequeña civilización, hasta que te alejas un poco para asomarte al otro lado y entonces te encuentras con estas vistas.

2 comentarios:

  1. ¡Qué gustazo dejas atrás el ruido y encontrarte con lo que has fotografiado! Felicidades y bss

    ResponderEliminar
  2. Eh tu, que estás ahí.. disfruta :)

    ResponderEliminar