miércoles, 13 de abril de 2011

Hotel de papel


Ante la crisis aparecen medidas más asequibles para que los clientes puedan tener acceso a los productos y por lo menos haya movimiento en el mercado. Tampoco es que yo tenga mucha idea de economía, más bien ninguna pero sí tengo sentido de la observación, por eso el otro día cuando pasé por la puerta de este hotel, rápidamente me di cuenta de que se trata de un negocio en el que se han adaptado a los duros momentos que estamos viviendo para intentar ofrecer sus servicios a todo el mundo y para ello han aumentado su oferta.
Que cómo lo sé, muy fácil, si os fijáis veréis dos carteles distintos: uno en la pared donde se lee Hotel Sterling y otro en la parte inferior de la cristalera donde pone Hotel Alexandra

Pero al ver el cartel ese, escrito en cartulina, con un subrayador, me surgen muchas dudas ¿por qué lo colocaron ahí? ¿acaso las habitaciones que ocupa ese hotel son las del sótano? quizá han querido aprovechar los huecos de la azotea para gente muy bajita y hayan creado para eso el hotel Sterling con publicidad accesible para la gente pequeña.

Sólo sé que esta mañana me iba a parar para investigar sobre el hotel de cartel de papel pero cuando pasé por ahí lo habían quitado y no me atreví a preguntar, quizá me lo hubiera imaginado, quizá el hotel Alexandra no haya existido nunca. Así que he retomado mi camino con una sensación de tristeza extraña, había avanzado sólo unos pocos pasos cuando me he cruzado con un grupo de hombres y mujeres de pequeño tamaño que descendían de una furgoneta, cuando han estado todos preparados encaminaron sus pasos en dirección contraria a la mía. Me he dado la vuelta para comprobar algo que ya empezaba a intuir: el grupo al completo ha desaparecido por la entraba del hotel.

4 comentarios:

  1. ¡Cuánto misterio, Mar! Me gusta lo que dices y me hace imaginar, además, a unos viejos amantes que en sus tiempos iban siempre al hotel Alexandra y, como dicho establecimiento cambió de dueño y de nombre, han dejado ese papel para que sepan que están en el lugar indicado. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Esa posibilidad me gusta Amparo, quizá él puso el cartel para que ella, al pasar, supiera que le estaba esperando...

    ResponderEliminar
  3. Por dios,Mar, cómo puedes estar en tantas cosas.
    Imagino que lo unico real es el cartel, lo demás procede de esa cabeza que no para.

    ResponderEliminar
  4. En realidad lo único real es lo del grupo de gente pequeña ;)

    ResponderEliminar