martes, 5 de abril de 2011

Cerramos los lunes por descanso de los clientes

Este cartel me lo pasó una amiga, lo encontró en un bar de Moratalaz en Madrid. Es claro, va al grano y encima divertido, con información así da gusto.
La verdad es que la gente que trabaja en los bares seguro que va al cielo directa, sobre todo los que lo hacen en los bares de copas, porque ¿hay algo más inaguantable que alguien borracho? Pues los camareros y camareras se pasan la vida bregando con gente así que contínuamente se sientan en la barra y les empiezan a pedir una copa detrás de otra para después hacerles una confesión íntima o empezar a intentar ligar con todas las mujeres del entorno.
Para tratar con gente así hay que tener mucha paciencia o mejor dicho una paciencia infinita.
Por eso son tan importantes los días de descanso para que luego cojan el día a día con más ganas, así que en el mundo de la hostelería, cerrar los lunes es algo casi obligado. El problema es cuando el cliente insiste y hay que justificar el cierre un lunes, en este caso nos parece que se han salido muy bien con la suya: el lunes cierran pero para descanso de los clientes, seguro que ellos se lo agradecerán.

2 comentarios:

  1. ¿Y qué hacen los clientes esos lunes? ¿Se quedan en casa, van a otro bar, rezan la novena a santa Genoveva? Me encanta el cartel. Muy sutil y muy bueno lo que dices, Mar.

    ResponderEliminar
  2. Pues recuerdo una vez que tuve que quitarle la comida a mi gato porque le habían tenido que anestesiar. Lo primero que hizo cuando recuperó la conciencia fue acercarse hasta donde solía estar su comedero y quedarse parado delante mirando hacia ninguna parte. Yo supongo que llegó y se preguntó ¿qué era lo que había venido a hacer aquí? El que las cosas no estuvieran como siempre le desorientó.
    Supongo que a los clientes de este bar, les pasa algo parecido los lunes.

    ResponderEliminar