jueves, 7 de abril de 2011

Está en tus manos, o en tus pies. No sé quizá lo importante sea sólo el posesivo

Hay veces que te regalan cosas que dan ganas de decir, muchas gracias pero casi que mejor te lo quedas tú...Cuando vi este cartel me llamó la atención por ese motivo, ¿qué necesidad tengo yo de que me hagan co-propietaria de unos servicios públicos?
Me imagino a una de esas personas obsesionadas por acumular bienes inmuebles salir toda decidida del baño, dirigirse a la barra y preguntar: ¿dónde hay que firmar?
Pero yo no hice eso, no señora, pasé intenté comportarme en el interior de la mejor manera que sé y me fui, tal cual por donde había venido.

Pero esta foto es de cartel doble, como la sesión en el cine de verano, porque un poco más arriba de la currada placa en dorado que busca la implicación de los clientes a través de su empoderamiento (toma frase) hay un cartel que para las personas que hemos frecuentado mucho La Mancha, casi nos pasa desapercibido. Es el famoso "está en tus manos". Quien fuera que lo diseñara, cumplió con creces su objetivo porque esos pantalones bajados rozando el suelo marcan...Yo siempre imagino cómo se sentirá quien sea que está ahí detrás con los vaqueros bajados al subirlos y notar en su piel el contacto con la tela húmeda BUAAAAAJJJJJJJ
Quizá en esos casos sí te entren ganas de tener unos baños públicos en propiedad que no tengas que compartir con nadie...

2 comentarios:

  1. Llevas razón, esta manchega ya ni ve el cartelito. Maemía.

    Un saludo.

    Usúa.

    ResponderEliminar
  2. Hay gente para la que es mejor no ofrecerles nada, porque como piensen que algún espacio les pertenece, lo dejan como una cochiquera. Un beso

    ResponderEliminar