martes, 19 de julio de 2011

Distancias cortas


 Chico y chica quedan (por primera vez) a tomar algo
-¿Te apetece que vayamos allí?
-Vale
-Me alegro de que hayas podido venir
-Sí, he estado algo liada estos días
-Estas muy guapa
-Gracias
-Tenía ganas de verte
Ella sonríe
-Ha sido un día muy largo de espera
-Quizá tenía que haberme hecho más de rogar...haber quedado no sé, dentro de un par de días.
-En todo ese tiempo no sé qué habría podido hacer sin tí, aunque quizá no sé, podría haber quedado con la otra.
Ella le mira entornando los ojos y ahora es él quien sonríe.El camarero se acerca a pedir,  él pide una cerveza y ella un vino blanco, luego se levanta para ir al baño. Él sigue sus pasos con la mirada nervioso mientras da golpecitos con los dedos sobre la mesa, luego saca el móvil comprueba que no tiene ninguna llamada y lo vuelve a guardar, repite el ritmo sobre la mesa, vuelve a sacar el móvil.
Ella antes de volver a la mesa, le mira de lejos y sonríe.
-A lo mejor habrías preferido haber quedado con la otra hoy- dice seria acomodándose en la silla.
A él casi se le cae el móvil del susto, no la ha visto llegar.
-¡Era broma! Tenía muchas ganas de verte.
El chico se acerca hacia ella buscando su mirada, una copa de vino atraviesa el corto espacio entre ellos y se posa sobre la mesa.
-Un vino y una cerveza ¿verdad?
Ambos jóvenes se alejan y miran sus copas asintiendo...

4 comentarios:

  1. ¿Está bien? La segunda parte es chica y chica y sin embargo hablas de él. Me pierdo.
    Salvo que lo hayas hecho intencionadamente para indicar que el amor entre parejas es indiferente del sexo...

    ResponderEliminar
  2. No, no estaba bien, había dejado una idea sin terminar que espero retomar. Gracias Ximens

    ResponderEliminar
  3. Me recuerda a "Las cuatro y diez" de Aute, pero más personal. Me gusta, Mar. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Ahora ya está cambiado. Es una escena que muestra más de lo que aparentemente se dice. De entrada no tienen gustos iguales. Veremos en que acaba.

    ResponderEliminar