viernes, 15 de julio de 2011

Me he puesto reflejos


El lugar en el que hice esta foto no me parece especialmente bonito, no sería de esos puntos de mi ciudad que me traen recuerdos o por los que me gusta pasar, en esa calle suele haber mucho ruído, tráfico y nada que llame especialmente la atención.

Pero la imagen del reflejo me gustó, ver nuestro paseo dominical al revés, como si fuera una diapositiva,  esa mezcla extraña entre nosotras paradas en el cruce y las señoras mayores enfrente (todas esperando a la misma señal para ponernos en marcha). Y el semáforo que marca verde y las señoras mayores que cruzan  justo por encima de la corbata roja y luego contiúan por la de rayas ¿o era por el paso de cebra? Creo que esa mezcla entre dos mundos fue lo que me llevó a hacer la foto.

Quizá los reflejos nos ayuden a conocer nuestros mundos un poco mejor ¿no os parece?

2 comentarios:

  1. Fíjate, Mar, que yo a veces me quedo “pasmada” mirando esos reflejos, buscando a esa otra yo que me mira desde ese otro mundo. ¡Como me gustaría visitarlo!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta ese cruzar el paso de corbatas, esas dos mujeres mayores y las otras dos que lo serán, reflejo del futuro, los dos maniquíes sin cabezas que observan, los letreros inversos que en ocasiones dicen verdades y esa reflexión de si los reflejos nos ayudan a ver nuestros mundos o los contrarios

    ResponderEliminar