viernes, 19 de agosto de 2011

Maniquís al desnudo


Los maniquís son el mejor avance de la tecnología en estos últimos siglos sin ninguna duda. Está claro, antes eran tan pálidos y con tenían esas formas tan escarpadas que daban la sensación de pertenecer a la familia del Capitán Spock. Durante mucho tiempo los que parecían más humanos eran los que se usaban en las pruebas de los coches, esos que llevan los redondelitos que indican que tenían radiaciones en todas las articulaciones de su cuerpo.

Las cosas han cambiado mucho hoy en día hasta existe una cosmética de maniquís, esta misma tarde vi a unos con pestañas.

Supongo que también tendrán sus necesidades espirituales, el otro día al pasar por el escaparate de una tienda de complementos para hacer yoga me encontré con éste, reconozco que como eran los días en que el Papa estaba en Madrid al principio me pareció que en lugar de estar en una postura del saludo al sol estaba rezando, después mirándolo con algo más de calma me di cuenta de que no llevaba nada de ropa.

Reconozco que me chocó, estuve mucho tiempo dándole vueltas:, ¿sería una forma de reivindicación nudista frente a la riqueza de las vestimentas del clero en Madrid? ¿o se trataba sólo de una respuesta adaptativa por el calor que ha hecho en la capital estos días?, ¿una vuelta a la filosofía hindú tradicional?

Hoy he encontrado la respuesta, me la he encontrado vestida con el modelo de yoga de nueva temporada, resulta que sólo la estaban cambiando de ropa.

En la vida de los maniquís a veces hay momentos más complejos y otras más sencillos. Si queréis ver algunas anécdotas más sobre ellos, aquí tenéis otras entradas sobre el tema:

Maniquís a la última moda: Esta primavera me voy a bucear
Maniquís : los sexis, y los que dan ganas de tocar aunque nos lo prohíban
Maniquís enamorados en la intimidad de la niebla de verano
Maniquís que sufren Amor a primera vista



4 comentarios:

  1. Mar, tienes una extraña inclinación hacia los maniquís...Me preocupas.

    ResponderEliminar
  2. Mar y sus paseos: Maniquís, charcos reflejos, espejos,... la calle. Cuánta inspiración.
    Me has entretenido.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que te haya gustado Ximens
    besos
    Me voy a pasear :)

    ResponderEliminar
  4. Helen, la verdad es que yo también me preocuparía si estuviera en mi misma situación...besos

    ResponderEliminar