martes, 16 de agosto de 2011

Premonición


-Es un poco tarde ya. Debe estar pasando algo malo ahí fuera.
-Otras veces hace rato que habríamos salido.
-Y la gente estaría bailando
-Bueno quizá se hayan retrasado sin más.
-Ya pero el merengue de los lados se está empezando a derretir, quizá tengan que retocarlo.
-Tranquila seguro que antes de salir, vienen  y lo arreglan.


-No me gustaría asustarte pero ¿crees que nos estamos hundiendo?
-Hace rato que tengo esa impresión, sí...
-Me cuesta ver mis zapatos, si nos hubieran puesto encima del bizcocho como otras veces quizá podríamos aguantar más, pero este ridículo promontorío de nata no parece que vaya a sostenernos mucho más tiempo.
-Y las cosas en la cocina están demasiado tranquilas... ¡Eeeehhh! ¡deja de tirar de mí!
-No lo hago a propósito, me estoy resbalando.
-¡Bueno se va a poner mi vestido!
-Creo que no lo vas a necesitar algo me dice que en esta ocasión no va a haber tarta.

4 comentarios:

  1. No me extraña, la nata es una mala elección en el calor de agosto.
    Pobres muñequitos de tarta nupcial...

    ResponderEliminar
  2. Sí, tuvieron que cambiar el baile por un baño blanco y pegajoso ;)

    ResponderEliminar
  3. Mar, me gusta ese diálogo que hasta mediados no sé quienes están hablando. Me ha gustado (además de por la tarta) por ese decir sin decir. Por ello te invito a que quites la palabra boda del final, pues no es necesaria. Por cierto, no veo la relación con la foto o sí, ese ramo de flores junto a un chal y un bolso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ximens, ya está hecho, he quitado la palabra. Cuando lo estaba escribiendo dudé de si estaba dando demasiadas explicaciones y os imaginaba diciéndome algo así :)

    La foto la hice en una boda y me gusta mucho, supongo que la relación es el contexto o que me dio la gana y punto pelota.

    ResponderEliminar