lunes, 12 de diciembre de 2011

Llama, la puerta


A veces hay puertas que llaman para que pases, y tú las cruzas porque son de color azul y puede que al otro lado luzca el sol

4 comentarios:

  1. Efectivamente, hay puertas que te dan en la aldaba de la cabeza.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente. Estas puertas tan singulares guardan tesoros... o la vida de verdad.

    Me gusta cómo sintetizas tus sentimientos y, además preciosa foto. Bss,

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicos por vuestros comentarios, siempre tan oportunos.
    Son como una puerta abierta a seguir escribiendo ;)

    ResponderEliminar
  4. Puertas que prometen emoción y mistero tras ellas...

    b7s
    L;)

    ResponderEliminar