viernes, 15 de junio de 2012

La clave está en la llave

Diarios, cajas fuertes, joyeros, cajones, botiquines, armarios, portones, bibliotecas, cómodas, candados, cerrojos, ficheros, rejas.

¿Qué abrirían estas llaves?, ¿cuántos secretos habrán revelado?, ¿cuántas vidas habrán retenido?, ¿cuántos lugares protegido?, ¿cuántas parejas habrán separado?,¿cuántos misterios esconderían?, ¿alguna vez las ocultarían para evitar que se profanaran sus secretos? ¿quién fue el responsable de guardarlas? y ¿quién las encontró cuando ya no valían nada?

Elige una, la que más te guste, cógela, ella te abrirá la puerta de una historia, pero ¡ten cuidado!, alguien puede encerrarte dentro.

7 comentarios:

  1. jeje, me gusta esta entrada precisamente por eso, por las puertas que abre... y cierra. Conocí una que encerraba calcetines limpios, era en un piso de estudiantes.

    ResponderEliminar
  2. Eso era porque ¡alguien le robaba los calcetines limpios! Qué bajo se puede llegar a caer, ¡a la altura de los pies! Saludos Ximens

    ResponderEliminar
  3. Toda llave encierra una clave. Y no me refiero solamente a la etimología, que parece un chiste, sino a las emociones que somos capaces de liberar abriendo cerrojos. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Abramos los cerrojos, dejemos salir las emociones! (y entrar a los corruptos)

      Eliminar
  4. nowhereman (Fernando)22 de junio de 2012, 11:40

    ¡Ojo con los cerrajeros! ... siempre puede haber una "copia pirata"...:-)

    ¡Felicidades!, tiene una pinta estupenda tu blog. Lo exploraré con calma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, habrá que espiarles ¡por el ojo de la cerradura!

      Eliminar
  5. Buen relato reflexivo con un frase final que da un poquito de miedo. Je,je, eso es lo que haces, crear historias con cada llave que te encuentras en forma de fotografía.

    ResponderEliminar