miércoles, 26 de septiembre de 2012

Atrevimiento

Hoy por primera vez desde que entró, hace tanto tiempo que casi no recuerda su vida anterior, la puerta está abierta.
No se lo ha dicho a nadie pero una vez intentó forzarla, tal era la atracción que sentía hacia ella. La cerradura aunque antigua era firme y sus empujones no sirvieron para nada.

Pasó noches escondido a la espera de ver entrar o salir a alguien del interior, pero la puerta nunca se abría.
Preguntó a los mayores sobre ella pero le respondían con frases esquivas.

Decidió ignorarla, algunas veces conseguía no mirarla, pero en los días en los que el sol la iluminaba, sentía de nuevo esa atracción incontrolable hacia ella.

Ha estado a punto de pasar de largo cuando al notar un olor diferente se ha dado cuenta de que estaba abierta. Retrocede, el interior está oscuro, una lámpara de aceite ilumina desde una esquina pero el contraste con el exterior es tan fuerte que no puede ver nada.

Empuja la puerta, entra, las bisagras crujen, en la oscuridad descubre que no está solo. Junto a la lámpara reconoce una silueta. Desde el interior llega una ráfaga de aire húmedo, casi no tiene tiempo de darse la vuelta antes de que la puerta se cierre, la lámpara se ha apagado. Siente cómo ella le ofrece su mano, las escamas hacen que el tacto sea algo extraño. Se deja llevar aunque tiene la sensación de que no habrá vuelta atrás, ella a veces le mira, sus ojos alargados color amarillo emiten una luz suave.

¿Te ha gustado? ¿Me ayudas con tu voto en los premios Bitácoras? Participo en las categorías de fotolog y blog personal.

Votar en los Premios Bitacoras.com


4 comentarios:

  1. Si se me permite una humilde opinión expresada desde una vieja y polvorienta biblioteca que guardo y ordeno con esmero durante horas todos los días, creo que es una historia interesante y muy bien escrita. Te recomendaría que la enviases a ciertos certámenes de relatos breves, donde creo que tendría muchas posibilidades de quedar entre las mejores dada la atmósfera de intriga que con tanta habilidad hilas.
    Felicidades por el microrrelato, la fotografía y el blog en general.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Archivista, muchas gracias por tu opinión que valoro mucho. Me alegro de que te haya gustado la historia, veré dónde la puedo enviar (si ella quiere, claro)
      Gracias por tus comentarios y ánimos, he estado mirando tu blog y también promete.

      Eliminar
  2. Por aquí leyéndote... Creo que este post en concreto me lo pido para Iguazú (si es que hay un siguiente Iguazú), me haría mucha ilusión publicarte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola @editora ¡me alegro de que te guste! Le estuve dando muchas vueltas al final y creo que ha quedado chulo, sí.
      Espero que haya un próximo Iguazú, también con ilusión ;)

      Eliminar