miércoles, 19 de septiembre de 2012

Mundos solitarios

En ocasiones siento algo extraño, una sensación de conciencia mucho mayor que yo se activa y comprendo que puede haber alguien más.

A pesar de que llevo ya trescientos años sola, esta creencia me alivia. Entonces, me preparo para hacer un reconocimiento de mi planeta. Tengo contados los pasos, si voy despacio lo recorro en 78, pero si acelero puedo hacerlo en menos. Hoy tardé solo 45, tampoco vi a nadie, sin embargo sigo con esa sensación como si desde fuera me miraran.

Sé que mañana lo olvidaré y volveré a estar sola en mi planeta dorado sin que me importe, pero hoy miro hacia el cielo que me encierra, y grito deseando que alguien pueda escucharme.


Votar en los Premios Bitacoras.com¿Te ha gustado esta entrada?, ¿te gusta mi blog? ¿Me ayudas?

2 comentarios:

  1. Muy chulo. Tiene esencia del Principito, de Liliput y de tus personajes melancólicos que tanto me gustan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Page, me alegro de que te guste. Sí me vino la imagen del Principito dando vueltas a su planeta para ver una puesta de sol.

      Eliminar