viernes, 21 de diciembre de 2012

¿Y si no pudiera llegar al fin del mundo?

Convencido de que la tierra era redonda, trazó la ruta. Sólo tenía que seguir el rumbo y llegaría al mismo punto de partida.

Puede que obcecado como estaba en su idea, no atendiera a las señales, no fuera consciente de que se iba a adentrando en un mundo desconocido.

Cómo iba a saber que desde que empezó a caminar, el planeta había ido creciendo y sus extremos eran ya para él inalcanzables.


11 comentarios:

  1. Quizá le pasó eso a Colón, que el mundo se hizo redondo a su paso.
    Muy bonito
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anita, pues sí quién sabe cómo se modelan los mundos

      Eliminar
  2. Mar, el fin de mundo siempre llega. El problema está en que hay muchos mundos (que se lo digan a Rosana Alonso).

    Abrazotes póstumos

    ResponderEliminar
  3. De inalcanzables nada, habrá que seguir perseverando ;)
    ¡Gracias por participar en la iniciativa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí y si es a través del agua espero contar con tu ayuda. ¡Fue divertido! Saludos

      Eliminar
  4. Muy chulo. Ni redondo ni plano, extensible. Me gusta esa tercera vía. Un abrazo y FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Page, Feliz Navidad para ti también! de un achuchón de entrada en el año 2013 ¡no te libras!
      Besos

      Eliminar
  5. Uno sabe donde empieza el camino pero no dónde le llevará, el mundo crece, cambia... me gustó mucho tu micro.
    saludillos

    ResponderEliminar
  6. Me encanta este micro-relato-reflexión. Muy bueno, Mar. Besos

    ResponderEliminar