jueves, 23 de mayo de 2013

Un pequeño cuento de amores imposibles

Te quiero aunque sé que nuestro amor es imposible, ¡somos tan diferentes!

Probé a acercarme y decirte unas palabras pero fuiste incapaz de oírlas.

A veces me dejo llevar por la atracción tan fuerte que siento pero hacerlo es peligroso, la última vez terminé metido dentro de tu ojo derecho y medio ahogado en una lágrima.

He querido permanecer lejos, contener mi deseo, hasta que vi tu sonrisa y no lo pude evitar, me acerqué con tan mala pata que una ráfaga de viento me llevó hasta tu boca, la sensualidad de tu lengua me hizo vibrar de placer, pero tu saliva ha resultado ser más pegajosa de lo esperado, hace un rato que no veo la luz del exterior, dudo que pueda salir algún día pero huele tan bien aquí dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario