viernes, 13 de diciembre de 2013

El camino (navideño para algunos)

En las  fechas más cercanas a la Navidad, el centro suele convertirse en un hormiguero de gente. A veces los flujos de personas se desplazan de manera ordenada y cruzan las calles como si fueran dos afluentes de un río, otras se entremezclan chocando los que van en una dirección con los de la contraria.

En esa mezcolanza de personas que van de un lado para otro, llega un ejecutivo montado en su megascooter, se para en el cruce y empieza a intentar maniobrar entre los peatones para acceder a la acera.
Es imposible ver el suelo entre tanto pie, tanta bolsa, ni siquiera los que piden se atreven a sentarse por miedo a ser pisados, pero el ejecutivo inasequible al desaliento, mete la moto entre la gente.

Parecería que quiere aparcar y los peatones le hacen hueco para que pare y deje de molestar, pero no, él aprovecha este espacio para seguir avanzando a pequeños acelerones. Ahora tiene delante una señora con un sombrero morado, cargada de paquetes que camina bamboleándose con un paso alegre, a pesar de la insistencia del sonido del motor, burrum, burrum, ella continúa caminando impasible.

El motero se impacienta, ha cogido ese camino por evitarse dar la vuelta a la manzana para hacer una gestión rápida y llegar al gimnasio. Además al reducir la velocidad parece que los peatones han recuperado lo que es suyo y empiezan a rodearle hasta tal punto que le cuesta apoyar las piernas en el suelo.

Mira a los lados dispuesto a decir algo, a pedir por favor que dejen de agobiarle, pero la gente no parece verle, simplemente camina y crece en número. Es como si la señora fuera el principio de una larga manifestación pacífica.

En un momento dado la moto se para y el hombre es incapaz de arrancarla, la marea de gente le arrastra hacia la carretera, él chilla, manotea pero no puede contenerlos, lo último que ve antes de caer sobre el asfalto es el sombrero morado a lo lejos perdido entre la gente.

***

Todavía puedes participar como mecenas de mi libro Gato enamorado ¿conoces el crowdfunding? Entra en www.gatoenamorado.es para más información ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario