miércoles, 28 de diciembre de 2016

Él gira el mundo II

En julio de 2014 me encontré con este malabarista en el Retiro, al principio pasé de largo pensando en mis cosas y casi sigo sin verle cuando un reflejo de luz atravesó su mundo y me llamó la atención. Paré y me acerqué a él con curiosidad, no sólo por los movimientos que hacía con la bola sino también por lo que ésta movía con ellos.

Le pedí permiso para grabarle, aceptó sin dudar y además se ofreció a cambiarse de sitio para que el vídeo fuera más bonito, así que los dos nos fuimos hacia el lago y ahí grabé unos segundos de su magia. Le prometí que le nombraría en el vídeo y los dos nos haríamos famosos juntos. Después cuando busqué su página, el enlace no funcionaba, quizá el malabarista no existiera y sólo apareció para mí ese momento, quizá se fuera en un viaje elíptico como el del cuento.

Para recordarle y por si volvía monté este pequeño vídeo y escribí un relato. Hoy al releerlo he querido escribirlo de nuevo, ésta vez más sencillo. Ahí tenéis "Él gira el mundo versión II"



El malabarista, recién llegado de un vuelo elíptico, elige el parque más bello de la ciudad para girar su mundo. No recuerda cuánto lleva haciéndolo bailar, sólo que no puede evitarlo. Cada día lo toma entre sus manos y le da vueltas y vueltas, a veces gira ligero, otras le pesa como si realmente contuviera un mundo.

Una niña que se ha sentado a mirarle con calma le pregunta: cómo lo mueves y él contesta que con caricias redondas, como la vida.
Ella sonríe, su madre la llama, que ya casi es hora de comer. Antes de irse le dice sonriendo quizá alguien mueva la tierra como tú con tus manos, quizá tú la estés moviendo ahora.

La observa alejarse por un instante, entonces la bola se le escapa y sale despedida por el aire. El malabarista alarga las manos con la esperanza de recuperarla.


***

Hoy por el día que es se lo dedico a los que el 28 de diciembre de hace algunos años se gastaron una buena broma que tuvo que ver entre otras cosas con que yo esté en este mundo imprevisible. ¡Gracias!


2 comentarios:

  1. Guauuuu! Siempre me sorprendes capitana. Dulce, mágico, delicado, bellísimo...

    Lo de la broma del 28 se me escapa... Ya contarás.

    Besotes y agradecimientos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bichera, ¡compañera de viajes y cuentos! Gracias por tu comentario, me alegro mucho de que te guste.
      Mis padres se casaron un 28 de diciembre ;)

      Eliminar