martes, 24 de octubre de 2017

Lo sé



Ayer por la calle me crucé con una niña, tendría dos años, desde su carrito me lanzó una de esas miradas que hablan. Yo levanté las cejas y ella soltó una carcajada y sacudió la mano en señal de despedida, como diciendo: claro que es a tí, tonta, no ves que ya sé, ¿no ves que te he visto?

Ella tiene muy claro que Tatari es una estrella. Lo sabe desde el principio. A veces, tiene que recordárselo a los mayores. A veces, señala al cielo y lo dice riendo para que entiendan.

Esta noche ha señalado el cielo como otras veces. Estaba diciendo: Tatari es...y la ha visto, justo a su espalda, con las alitas plegadas porque había muy poco espacio entre la trona y la pared. Tatari le ha guiñado un ojo y las dos aún se están riendo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario