jueves, 26 de abril de 2018

Las gallinas de Maitina invitadas de honor en el Trabenco con motivo del Día del libro

Este pasado lunes estuve invitada como autora "Rara" en el colegio Trabenco, un colegio muy especial que este año celebra su 45 aniversario.

Si yo fuera pequeña de nuevo, querría estudiar en ese cole, si yo pudiera estudiar de nuevo, aunque no fuera pequeña, estudiaría en ese cole...El año que viene me hago dos trenzas y me matriculo.

Llegué con mi maleta de libros y entré en el patio, ése que está lleno de árboles y de esculturas y de niños jugando.

Me recibió la comisión de biblioteca al completo vestida con capas y gorros verdes de magos (a falta de Drago que estaba en el albergue junto con sus compis pasando cuatro días de aventuras).

Con este pregón:

"Se hace saber que el próximo día 23 de abril
es el día Internacional del Libro
por decisión de la Unesco.

Es un día especial
para los grandes raros de la historias
como Cervantes, Shakespeare y Garcilaso de la Vega
y todos sus colegas...

El lunes tendremos el honor de recibir a una rara muy especial
sobre todo en los gallineros de la difusión de la palabra,
llamada Mar del Rey"

Así me fue concedido mi título nobiliario de Rara del Trabenco y además un reconocimiento especial como Personalidad en los gallineros de difusión de la palabra.

Luego tuve el mejor presentador: Bruno, que es ya todo un experto en "Las gallinas de Maitina". Después les estuve contando las aventuras del gallinero con una especial mención a la gallina Marcela Mora, por si alguna gallina leyera esta entrada, decir que llevé a la gallina cangura, la de trapo en representación dado que dije que nuestro libro está escrito a dos plumas: la de Marcela y la mía.

Las niñas y niños de tercer ciclo se jartaron a pedir historias del gallinero y tuvieron para dar y tomar. Entonces les llegó el turno a ellos. El momento para mí más interesante y sorprendente porque me dic cuenta que estaba delante de autores en potencia, cada uno de ellos tiene como proyecto de lengua este año hacer una novela, fue ese el momento del turno de preguntas, llevado por una de las alumnas, en la que de manera muy ordenada cada uno de ellos me fue planteando sus inquietudes. Como si es necesario describir el lugar donde tiene lugar la historia, o si se puede mezclar el género de novela histórica y fantasía, o si me importa lo que los demás piensen de lo que escribo, o si tenía miedo de que no se entendiera, o si escribía a partir de un esquema y siguiendo un orden especial...Fueron muchísimas preguntas, me hubiera gustado tomar nota de todas ellas pero no me daba la vida para contestar y apuntar.

Me encantó esa experiencia, compartir con ellos que a su vez estaban compartiendo conmigo sus inquietudes literarias. De hecho quiero volver, me quedé con ganas de tener un turno de preguntas para mí, de saber lo que estaban escribiendo, de que me contaran qué les inspira a ellos. Ahí queda lanzada mi propuesta, llamadme.

Ese fue mi Día del libro del 2018, no se me ocurre mejor manera de celebrarlo.

Tengo que agradecer a Aurora su invitación y generosidad, a Sara haber estado pendiente de toda la recepción (y de la jarra y el vaso) y a David al que vi de lejos y casi no reconozco porque no iba vestido de Fauno y por supuesto a todos los alumnos de tercer ciclo y a sus profes que me hicieron sentir como en casa.

¿Todavía no conoces "Las gallinas de Maitina"?, te puede interesar


No hay comentarios:

Publicar un comentario